lunes, 16 de junio de 2008

El alcohol





El alcohol es una droga legalizada y que llega a todos los jóvenes y menores de edad. Nosotros hemos recopilado una serie de objetos de propaganda de bebidas alcohólicas, que pertenecen a menores. Estos elementos suelen ser de marcas como: Larios, JB, Ballantines, Bombay, Cacique, Dyc, Eristoff… (Que son las más usadas)
Los jóvenes están acostumbrados a tomar ésta droga en abundancia y muy a menudo (todos los fines de semana, en fiestas…).
Actualmente se suele empezar a beber a los 13 años y hay pocos casos de menores que no beben. Como experiencia, en las discotecas y algunos bares, están tan acostumbrados a servir a todo el mundo bebidas alcohólicas, que a la gente que no bebe, la incitan a hacerlo diciéndole que acompañe su bebida con alcohol.

Conocemos algún caso de gente que es capaz de beberse más de medio litro cada vez que sale de fiesta. Peor es aún el caso de esos chicos/as que beben, aunque no les guste, solo para cogérsela o para que le de menos vergüenza hablar con la gente.
En algunos casos no saben controlarse y pueden llegar a entrar en un coma etílico o hacer que sus amigos tengan que cuidar de ellos hasta que se les pase. En principio beber era una diversión y al final acaba convirtiéndose en preocupaciones o peor, en una desgracia.
Los jóvenes deberían tener más confianza con sus padres para contarles todo, ya que éstos pueden aconsejarles si se ven en una situación como la anterior.
La gente no bebería tanto si la publicidad del alcohol no fuera como es, tan incitante.

Hecho por:

Verónica Lázaro Chamorro
Victor Martín Garrido
Susana Guerra Gutiérrez

1 comentario:

Ángel Encinas Carazo dijo...

Mi enhorabuena por este valiente trabajo. Un buen comienzo para aprender a mirar por detrás de las cortinas del espectáculo: más allá de cualquier consideración, sólo buscan conseguir nuevos consumidores, sin importar la edad ni los efectos de drogas duras en los jóvenes. Regalitos envenenados que nadie cuestiona: ésta es la droga en forma de caramelo que se reparte entre los adolescentes en los lugares que frecuentan, sean bares o fotocopiadoras.